Peña de TunjaqueLa Calera

Las aventuras naturales son la esencia de los recorridos calerunos. La diversidad del municipio se hace evidente en un recorrido como el de la Peña de Tunjaque, con cascadas, vistas que te quitan el aliento y aire puro que te permite recuperarlo, esta caminata vale todo el esfuerzo que se hará para llegar a la meta. Depende del recorrido, la dificultad para llegar a la cima puede ser mayor, pero de lo que pueden estar seguros es que tendrán la satisfacción de una vista plena, que les permitirá agradecer la majestuosidad de la madre tierra y la sensación de estar en el cielo.

Con un recorrido aproximado de 8kms, empezarán en una ruta de montaña boscosa, subiendo por un terreno que puede desafiar a quienes temen ensuciarse si el clima ha estado lluvioso, el paisaje se va abriendo al llegar a zona de sub-páramo y páramo del municipio. Con montañas decoradas por flora colorida, musgo, frailejones de diferentes tipos y yacimientos de aguas subterráneas que se pueden escuchar al compás de un relajante silencio.

Cuando lleguen al destino final del trayecto, podrán tomar un descanso con una vista inigualable, y estarán muy cerca para identificar la cara del indio en una de las representativas rocas del paisaje. Asegúrense de llevar un almuerzo práctico para llevar y que les brinde mucha energía. Bocadillo beleño y pasabocas amigables con el ambiente aseguran una jornada que se convertirá en una experiencia todavía mejor. Buena hidratación es esencial para el recorrido, una muy buena actitud y buen estado físico.


Fotos Catalina Rodríguez